martes, 9 de marzo de 2010

Cristina.

15:37 - POLITICA

Cristina llamó a las fuerzas políticas, sociales y empresariales a "conformar un Acuerdo del Bicentenario"


La presidenta Cristina Fernández de Kirchner reclamó hoy un acuerdo del Bicentenario "que sea superador y que sirva para definir, con madurez, qué modelo de país queremos" al tiempo que ratificó la profundización de la política de desendeudamiento como "uno de los pilares". Fue al almorzar con dirigentes de la CGT en la residencia de Olivos.

Al hablar en el almuerzo ofrecido en la residencia de Olivos a los dirigentes de la CGT, Cristina sostuvo que "desde el 2003 este modelo ha tenido acuerdos implícitos con la CGT y con los trabajadores en los que hemos privilegiado el crecimiento económico y los puestos de trabajo como el mejor sistema de acumulación de riqueza de un país".

"Hoy quiero hablar de los acuerdos explícitos no sólo de este gobierno con los trabajadores sino del gobierno con los trabajadores y los empresarios", agregó.

Acompañada por el ex presidente y diputado nacional Néstor Kirchner y de la mayoría de los ministros de su gabinete que compartieron las mesas con los dirigentes gremiales, la presidenta dijo que "quiero desde aquí convocarlos a todos en este año del Bicentenario a un acuerdo superador en el que podamos plasmar cuáles son las directrices y basamentos que ya nadie puede discutir en la Argentina".

"En estos siete años y en el último 2009 fue donde se puso a prueba la solidez del modelo; cuando vemos que otras economías las cuales nos proponían como modelo a imitar se derrumbaron, en la Argentina pudimos enfrentar la crisis", dijo.

Cristina sostuvo que "es hoy el momento apropiado no solo por los 200 años sino por las experiencias de las últimas décadas cuando pretendieron instalar modelos del monetarismo en desuso y no porque hayan pasado de moda, sino porque directamente fracasaron".

La presidenta señaló que para la conformación de ese acuerdo "es necesario tener en claro algunos presupuestos básicos que sirvan para plasmar lo que queremos".

En ese marco abogó por "conciliar entre las fuerzas políticas sociales y empresariales la certeza que el desarrollo mercado interno es condición sine quanon de cualquier proyecto para que la Argentina tenga viabilidad".


Agregó que "fue la intervención fuerte del estado sosteniendo la demanda agregada y dando recursos a los trabajadores a través de aumentos de salarios, jubilaciones, ayudas a empresas a partir de los Repros, los préstanos, la asignación universal por hijo; lo que nos permitió en 2009 sortear la crisis contribuyendo a fortalecer ese mercado interno".

Recalcó también que "otra de las bases del acuerdo debería ser la de abandonar la idea ingenua del libre comercio sin restricciones que intentaron imponernos en los `90 y que ningún país del mundo lleva adelante; no es proteccionismo sino que de lo que hablamos es de la protección de la oferta para proteger a nuestras empresas y trabajadores", advirtió.

Cristina consideró que "otro de los pilares del acuerdo debe ser la profundización de la política de desendeudamiento de la Argentina".

"El principal peso que imposibilitó el crecimiento de la economía ha sido la deuda externa" resaltó.

Subrayó que "este gobierno ha sido el que ha decidido pagar la deuda que no contrajo y esa decisión seguirá siendo así y lo queremos hacer utilizando una parte pequeña de las reservas que nosotros generamos, que los argentinos generamos en estos años".

Comparó en ese sentido que "cuando el ex presidente (Néstor) Kirchner asumió había 8 mil millones de reservas, los otros 40 mil millones los generamos durante todos estos años" y dijo que en 2003 "el peso de la deuda era del 130 0 140 por ciento del PBI y en el año 2008 fue del 39,5 del PBI".

Recordó que "toda esa deuda se fue generando a partir de decretos simples de sucesivos gobiernos; primero el plan Brady, después el megacanje, la pesificación asimétrica, etcétera…".

Finalmente la Presidenta dijo que "es difícil gobernar cuando desde algunos sectores se dice una cosa un día y otra cosa distinta al otro y seguimos hablando de las mismas cosas".

En ese sentido reclamó "madurez y racionalidad para poder elegir qué modelo de país queremos".

"Somos la generación del Bicentenario y tenemos esa responsabilidad de poder crecer a partir de un modelo con demanda agregada, con mejores escuelas, más chicos en clase, mas capacitación, convenios colectivos, exportación; un modelo en que estoy segura coinciden millones y millones de argentinos", resaltó.
Fuente: Telam

No hay comentarios: