lunes, 20 de junio de 2011

En un discurso pronunciado frente al Monumento a la Bandera, en Rosario, la Presidenta enfatizó que se sentía orgullosa de haber construido un proyecto que hizo volver a creer a cada uno de los jóvenes en que puede ser un Moreno, un Belgrano, cuyo sueño de país industrial está siendo cumplido.

Hicimos que los jóvenes vuelvan a creer en la Patria
En un discurso pronunciado frente al Monumento a la Bandera, en Rosario, la Presidenta enfatizó que se sentía orgullosa de haber construido un proyecto que hizo volver a creer a cada uno de los jóvenes en que puede ser un Moreno, un Belgrano, cuyo sueño de país industrial está siendo cumplido.
Visiblemente emocionada, la Presidenta de la Nacion, Cristina Fernández de Kirchner, se manifestó orgullosa, en la celebración del Día de la Bandera, de "haber construido un proyecto que haya vuelto hacer creer a los jóvenes, que no creían en nada ni nadie, y le ha devuelto a cada uno creer que puede ser un Belgrano, un Moreno Está en ustedes la definición de juntarse en un proyecto que está reconstruyendo la Patria".

Fue la dedicatoria final a los "queridos jóvenes argentinos incorporados de centenas de miles a la política, adolescentes, secundarios o universitarios".

En un repaso de los logros obtenidos por el gobierno nacional desde que se iniciara el proceso en 2003 con la presidencia de Néstor Kirchner, la mandataria enfatizó que "cuando veía al llegar a Rosario las obras, las industrias que se levantan, cuando el titular de GM llama para informar que invertirá 600 millones más en Rosario, con nuevos puestos de trabajo, que del 10,6 % de desocupación nos permitió bajar al 7,8 %... Es esta la politica de Belgrano: trabajo industrial para los argentinos".

Instó asimismo a los que estamos embanderados en la transformación que viene desde el 2003 a orientar un cambio de actitud para integrar a los que no piensan igual, lo cual aclaró que no significa renunciar a ningún principio, sino reafirmarlos, "porque estamos seguros del rumbo que hemos tomado".

Pidió en ese sentido que no hayan "más puños crispados ni desalientos que llevan al fracaso".

De todos modos, diferenció entre los que nos hablan del corazón o desde la miseria de sus intereses sectoriales.

Resaltó la figura de Belgrano, recordando que, además de crear la bandera, fue militar, político y gran economista Destacó que impulsaba industrializar materias primas en el país, que no se exportaran sino que se les agregara valor.

En tal sentido, sostuvo que "estamos cumpliendo el sueño de Argetina industrial, trabajo, educación, progreso" y volviendo a Belgrano, reivindicó que dejara todos esos roles civiles y ponerse el traje militar para defender la libertad de la Patria que nacía y lo tuvo como uno de sus padres.

Casi al final de su alocución afirmó sentir "que tengo derecho de estar frente al monumento a Belgrano porque hemos hecho cosas para merecerlo".

Puso de relieve el orgullo que siente por lo que construimos hace 10 años y subrayó que "fue gracias a Néstor, le pese a quien le pese. Fue un visionario, pudo ver lo que otros no veían, se animó a hacer lo que otros, tuvo el coraje con el 22 % de los votos que otro país era posible, y lo estamos haciendo, porque estamos convencidos que tenemos que sobreponernos a los agravios, que nada nos desconcentre. Tenemos que tener la paciencia de recoger las piedras que nos tiran pero no para devolverlas sino para seguir".

No hay comentarios: