miércoles, 10 de noviembre de 2010

Las fuerzas de seguridad surcoreanas se encuentran en máximo nivel de alerta de cara a la movilización que realizarán mañana organizaciones civiles locales nucleadas bajo la consigna "La gente es lo primero", en el marco de la cumbre de presidentes del G-20.

Las fuerzas de seguridad surcoreanas, en máximo nivel de alerta por una movilización



Las fuerzas de seguridad surcoreanas se encuentran en máximo nivel de alerta de cara a la movilización que realizarán mañana organizaciones civiles locales nucleadas bajo la consigna "La gente es lo primero", en el marco de la cumbre de presidentes del G-20.

La organización, compuesta por 83 grupos cívicos autodenominados "¡La gente es lo primero! Acción de Respuesta al G-20 del Pueblo Surcoreano", aseguró que alrededor de 10.000 personas participarán de la movilización de protesta que se llevará a cabo en horas de la tarde del jueves (madrugada argentina) frente a la Estación de Seúl, distante a varios kilómetros del centro de convenciones.

Los organizadores prometen que tras el acto marcharán sobre distintos puntos de la capital surcoreana.

Fuentes de la policía, citadas por la agencia local Yonhap, dijeron que de los 190 activistas extranjeros que ingresaron al país para los eventos alternativos al G-20, alrededor de un centenar se unirán a la movilización convocada por organizaciones civiles.

Si bien los organizadores de la marcha llamaron a realizar la manifestación en forma pacífica, las fuerzas de seguridad expresaron su preocupación ante la posibilidad de que se generen disturbios.

De cara a esta posibilidad, las calles del centro de Seúl fueron literalmente inundadas con efectivos de seguridad, tanto uniformados como de civil; en las principales esquinas de la ciudad, además de la presencia de importante números de efectivos, se observan carros hidrantes y otros vehículos de choque.

Una ley especial votada por el Parlamento sobre la seguridad del G-20 dio a la policía más poder para restringir las manifestaciones callejeras, con permiso incluso para movilizar al Ejército.

En horas de la tarde del miércoles, madrugada en Buenos Aires, finalizó la colocación de una cerca de seguridad en torno al COEX, la sede principal de la cumbre, de dos metros de altura y pintada de verde, tiene una extensión de 1,8 kilómetros.

A través de distintos medios de comunicación, las autoridades surcoreanas recuerdan a la población que están prohibidos, hasta el viernes, los mitines y manifestaciones dentro de un radio de dos kilómetros de la sede de la cumbre.
Fuente: Telam.

No hay comentarios: