miércoles, 27 de octubre de 2010

Murió en Calafate el ex presidente Néstor Kirchner.

Murió en Calafate el ex presidente Néstor Kirchner

A los 60 años murió el ex presidente Néstor Kirchner tras haber sido internado de urgencia a la madrugada en el hospital Formenti de Calafate por una afección cardíaca aguda. Lo acompañaba su esposa, Cristina Fernández, quien se reponía en su domicilio de la ciudad santacruceña de un cuadro gripal.
El ex presidente Néstor Kirchner murió hoy a los 60 años tras sufrir una descompensación cardíaca en el hospital de la ciudad santacruceña de El Calafate, confirmaron a Télam fuentes oficiales.

La presidenta Cristina Fernández se encontraba junto a su esposo cuando éste se descompuso y fue trasladado de urgencia al hospital municipal de esa ciudad patagónica.

El 11 de septiembre último, el ex mandatario había sido sometido a una angioplastía por una obstrucción en una arteria coronaria en el Sanatorio Los Arcos, donde también había sido internado en febrero pasado.

En esa última oportunidad, Kirchner recibió el alta médica luego de permanecer un fin de semana internado.

El presidente del partido justicialista había sido sometido en febrero a otra intervención en el Sanatorio de los Arcos por una obstrucción en la arteria carótida derecha.

En 2005 había sido internado en el hospital Argerich para un chequeo y en enero de 2006 padeció una descompensación gástrica.

Kirchner fue presidente de los argentinos en el período comprendido entre 2003 y 2007.

Estaba casado desde 1975 con Cristina Fernández, con quien tuvo dos hijos, Máximo y Florencia.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner había acompañado esta mañana a su esposo, Néstor Kirchner al hospital Formenti, de la ciudad santacruceña de El Calafate, donde fuera internado de urgencia por una afección cardíaca, informaron fuentes oficiales.

Según se indicó, el diputado nacional y secretario general de la Unasur había sido trasladado centro de salud con un cuadro grave.

La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, esperaba ser censada a las 9:30 en su domicilio de la localidad santacruceña de Calafate mientras espera se recupera de un estado gripal que la mantuvo alejada ayer de la actividad oficial.

"Quiero sentirme bien para recibir al censista", había dicho anoche la mandataria en su cuenta de twitter, tras expresar su voluntad, también a través de la red social, de "estar en el Censo 2010".

"Quién te dice…, a lo mejor me ayuda con la gripe y las anginas. Quiero sentirme bien para recibir mañana al censista", añadió la mandataria.

No hay comentarios: