sábado, 25 de septiembre de 2010

En una ronda de prensa Cristina: "Es inaudito que legisladores de la oposición lleven cartas a las embajadas criticando al país"

En una ronda de prensa

Cristina: "Es inaudito que legisladores de la oposición lleven cartas a las embajadas criticando al país"

La presidenta Cristina Fernández consideró "inaudito" que "un legislador de la oposición vaya a criticar a su país a las oficinas de quien tiene ocupado parte de su territorio". Lo dijo en referencia al grupo de diputados que viajo a Gran Bretaña para cuestionar las políticas de gobierno.
La presidenta Cristina Fernández realizó una ronda de prensa en la que aseguró que "es inaudito" que "un legislador de la oposición vaya a criticar a su país a las oficinas de quien tiene ocupado parte de su territorio". Lo dijo en referencia al grupo de diputados que viajó en su momento a Gran Bretaña para cuestionar las políticas de gobierno. Además se preguntó quién está controlando a las empresas que están haciendo perforaciones en la plataforma de las Islas Malvinas.

Cristino reflexionó en ese sentido luego de la catástrofe ecológica que realizó la British Petroleum en las costas de México y los Estados Unidos. Es necesario "exigirle al Reino Unido que se siente a dialogar y nos explique quién está controlando esas perforaciones", remarcó.

"En el caso de las excursiones colonialistas de las empresas británicas, ¿quién va a hacerse cargo si hay una catástrofe?", enfatizó y preguntó Cristina: "¿quién está controlando las normas de seguridad?".

Además, señaló que no puede comprender cómo un grupo de diputados nacionales viaja para "mantener reuniones en el Foreign Office", cuando "el Reino Unido mantiene ocupada una parte del territorio nacional" y "hace excursiones colonialistas sobre nuestros recursos naturales".

Explicó que, si bien hacia adentro de la mayoría de los países, oficialismo y oposición discuten muy fuerte, hacia afuera se muestran unidos. Señaló el caso de los Estados Unidos, entre republicanos y demócratas, y lo contrastó con los legisladores argentinos que, para cuestionar las políticas del Gobierno, mandan cartas a las embajadas.

"Si no fuera por el silencio de los medios sobre esta situación, esto sería un escándalo en cualquier lugar del mundo", remarcó.

Sobre el reclamo a Gran Bretaña, la jefa de Estado enfatizó que lo que se le exige es "que se siente a cumplir con lo que dicen las Naciones Unidas y se siente a dialogar con Argentina".

Consultada sobre las reuniones que mantuvo el ministro de Economía, Amado Boudou, con inversores estadounidenses y sobre la posibilidad de emitir un bono, la presidenta aseguró que la política del gobierno es desendeudarse y no asumir deuda.

Además, volvió a explicar la importancia de proponer hacer los juicios por los atentados a la embajada de Israel y a la AMIA, en un país neutral. "No tenemos problema en que sea un país del mundo islámico, mientras tenga un sistema judicial que ofrezca garantías y permita veedores internacionales".

Aseguró que no tienen ningún país en mente, sino que debería surgir del diálogo con Irán y, por supuesto, debe tener el beneplácito de país donde se realice, ya que "contará con una responsabilidad muy grande".

El caso Apablaza

Pese a que el objetivo de la ronda de preguntas era analizar y profundizar los temas que la Presidenta había expuesto ante la Asamblea General de la ONU, Cristina accedió a responder una consulta por la situación del ciudadano chileno Galvarino Apablaza, cuya extradición ha pedido el gobierno de su país.

La jefa de Estado explicó que la entidad responsable de tomar una definición sobre la declaración o no del status jurídico de refugiado político en la Argentina es la Comisión Nacional para los Refugiados (Conare). Señaló que tanto Buenos Aires como Santiago firmaron el Tratado Internacional del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, que contempla esta instancia de análisis.

"Ya se lo expliqué al presidente (de Chile, Sebastián) Piñera", el fin de semana pasado, en un encuentro bilateral en Santiago, remarcó y aseguró que no puede trazarse ningún paralelo con el caso de Irán. "No tiene contacto una cosa con la otra", dijo Cristina.

No hay comentarios: