martes, 3 de agosto de 2010

Los países del Mercosur "han alumbrado una forma diferente de relacionarse", dijo la Presidenta

Los países del Mercosur "han alumbrado una forma diferente de relacionarse", dijo la Presidenta

Al inaugurar la Trigésimo Novena Cumbre de jefes de Estado del Mercosur y países asociados en San Juan, Cristina Fernández destacó que ya "no nos miramos como clientes, como una unión comercial atendiendo cuestiones meramente arancelarias, sino que tenemos una mirada más integral, abarcativa".
La Presidenta Cristina Fernández destacó que los países del Mercosur han alumbrado “una forma diferente” de relacionarse, “no solo nos miramos como clientes, como una unión comercial atendiendo cuestiones meramente arancelarias, sino que tenemos una mirada más integral, abarcativa, como tenía que ser la relación”, dijo al inaugurar la Trigésimo Novena Cumbre de jefes de estado del Mercosur y países asociados, que tiene lugar en San Juan.

La jefa de Estado dio la bienvenida a sus colegas de Brasil, Inacio Lula Da Silva, Uruguay, José Mujica, Chile, Sebastián Piñera, y de Bolivia, Evo Morales, como también a los representantes de Venezuela, Perú, México y Ecuador que toman parte de la Cumbre, cuyos resultados fueron explicitados por el canciller, Héctor Timerman, quién brindó un informe de lo actuado durante la presidencia Pre Témpore que ejerció la Argentina y que hoy fue traspasada al Brasil.

Cristina Fernández agradeció lo actuando por los presidentes del Mercosur, expresando, dirigiéndose a Lula Da Silva que es “un eterno amigo de la Argentina, uno de los que más ha impulsado junto a Néstor Kirchner, secretario general de la Unasur, el resurgimiento, el segundo nacimiento del Mercosur”, destacando que al impulso del ex presidente y de Lula se logró esta nueva relación, “frente a gobiernos anteriores que no querían, miraban más a otras latitudes, sin advertir la potencialidad que tiene la región y que debemos seguir profundizando”.

Expresó que además de alumbrar “algo que se viene demandando, el Código Aduanero” el Mercosur tiene otra mirada, más abarcativa, y en tal sentido mencionó el próximo ingreso de Venezuela, señalando que “todo esto va a permitir que esta región cumpla en el Siglo XXI un papel más importante en el concierto de la política internacional, donde se adivinan nuevos actores, en el multilateralismo por el cual venimos bregando”.

La Presidenta hizo notar que el salón donde se celebra la Cumbre en San Juan se llama “Cruce de Los Andes” y recordó que varios países de los que participan de la Cumbre “cumplimos el bicentenario de nuestro grito libertador. Esa época fue de unión de la región de América del Sur, la que permitió el proceso de liberación regional”, y ahora también se da este proceso de cooperación e integración.

Expresó que a comienzos del siglo XXI “atravesamos un momento muy especial en la historia de nuestros pueblos y del mundo; durante el siglo XIX parecía haber condenado a los países del sur a ser meros productores de materias primas, condenados en el intercambio comercial, con políticas neoliberales que fueron desastrosas”

Recordó que la Argentina “vivió en 2001 una implosión bastante parecida a la que han vivido algunos de los países desarrollados. Esto nos hizo hacer un aprendizaje acerca de la necesidad de desarrollar proyectos económicos basados en políticas asociativas con nuestros vecinos, programas donde la producción, el trabajo, el valor agregado, fueran los ejes que permitieran superar los índices de pobreza, desigualdad que siguen siendo importantes. Debemos redoblar el esfuerzo de nuestras democracias y con cooperación superar esto”.

Mencionó que un informe de la CEPAL demuestra que “la región ha tenido frente a crisis mundial un comportamiento ejemplar”, destacando que “nuestros modelos han podido sobrellevar airosamente la crisis que, en otros momentos, hubiera sido letal, en un índice que mide mejor que nada la pobreza, que es el de la desocupación. Hay que evitar la destrucción de puestos de trabajo con política contracíclicas muy fuertes que nos han permitido comenzar a crecer con mucho vigor en 2010”.

Destacó además “el valor de las políticas públicas frente a lo que había sido la privatización –aunque parezca una contradicción- de las políticas estatales”, advirtiendo que estas políticas públicas apuntan a los “más vulnerables, que solo encuentran en el estado el refugio para paliar su situación en términos de alimentos, vivienda, educación”.

La Presidenta puso de relieve también que la vigorización del Mercosur “se puede dar en el marco de la pluralidad y diversidad. No todos pensamos de la misma manera de las misma manera en cuestiones que demanda la política, pero tenemos un objetivo común: una mejor calidad de vida de nuestras sociedades. En las diferencias hay que profundizar la amistad, las charlas y acuerdos, haciendo hincapié en lo que hemos logrado y ponernos a trabajar sobre los aspectos que faltan”.

Luego se refirió a la superación de la situación con Uruguay, a raíz del conflicto por la pastera, expresando que “tuvimos la diferencia con Uruguay, que fue una sombra que siempre aleteaba en nuestros encuentros. Quiero agradecer al presidente (José) Mujica y a nosotros los argentinos, el esfuerzo que ambos hemos hecho para superar esta diferencia. Tuvimos tino, prudencia de no oscurecer los encuentros del Mercosur por una cuestión bilateral”. Destacó que el reciente encuentro con Mujica tiende “a superar definitivamente esta diferencia. Es una muy buena noticia para todos los integran la región. Es bueno llegar a acuerdo” destacando que el método es el “consenso, en que ambas ponen y deponen posturas para al final llegar a acuerdos”.

Cristina Fernández sostuvo luego que el Mercosur “promete ser uno de los grandes protagonistas del Siglo XXI” pues esta región está “alejada de conflictos étnicos y religiosos” que viven otras regiones del mundo “en forma dramática y trágica. Nuestros países son ejemplo de integración, abrimos los brazos a los inmigrantes, no tenemos conflictos entre nosotros porque no sacamos leyes xenófobas”. Estas ventajas “junto a la riqueza de la región y con el agregado de valor en el origen para generar más y mejores puestos de trabajo, es la clave para que la gente viva mejor, sin dejar de lado el rol del estado y la redistribución del ingreso. Seguimos siendo la región más inequitativa a la hora de la redistribución del ingreso. Debemos seguir bregando por mejores esfuerzos”, concluyó.

Luego, en la sesión plenaria, hablaron los presidentes Lugo, Mujica, Evo, Piñera, y los cancilleres de Venezuela, México, Perú y Ecuador. 
Alberto Corrado
    A.P.P.

No hay comentarios: