viernes, 16 de julio de 2010

"La relación con China se está edificando"

Embajador argentino

Mayoral: "La relación con China se está edificando"

El embajador argentino en China, César Mayoral, expresó hoy la satisfacción del Gobierno con los resultados de la reciente visita de la Presidenta a ese país y llamó a ver la relación bilateral en profundidad, "pensando en la Argentina, y no con "chicanas".
El embajador argentino en China, César Mayoral, llamó a ver en profundidad y perspectiva la relación con China y criticó a quienes han puesto el eje de la visita de la Presidenta a ese país en la diferencia por el aceite de soja.

“Lo de la soja se ha puesto arriba de todo cuando no debe estar. Hay que tratar de ser comprensivo y darse cuenta que acá lo que está atrás es la Argentina, no se trata de una persona. China representa el 12% del comercio argentino. Es la segunda economía del mundo. Superó a Estados Unidos en la producción de autos, tiene 250 km de subte acá en Beijing…Si no, caemos en la chicana, y ésta es una relación que se está edificando, muy despacio porque estamos lejos y no nos conocíamos. Tenemos diferencias culturales enormes, de entender la realidad pero es un país que en el siglo 21 está llamado a ocupar un lugar entre los dos o tres primeros del mundo”, enfatizó esta mañana, en declaraciones radiales.

A juicio del diplomático la visita de la Presidenta de la Nación a China salió bien y admitió que en el Gobierno están contentos.

“Esta visita sirvió para afianzar la alianza estratégica que Argentina tiene con China y eso se logró. De las nueve personas más importantes que tiene China, que es el Buró Político, a la Presidenta la recibieron cuatro y la quinta no la recibió porque estaba en Francia”, destacó el diplomático.

Mayoral explicó que esta visita “tenía un neto corte desde el punto de vista los acuerdos que se iban a firmar” y destacó que “después de larga negociación se pudo firmar un conjunto de acuerdos” en transportes, energía atómica, industria farmacéutica e infraestructura.

Expresó el embajador que “la otra pata de la relación es la coincidencia que tienen China y Argentina en algunos temas de la agenda internacional, como es en el G 20, donde la Argentina tiene la importancia internacional de estar, lo que le da una relación con los líderes de los principales países del mundo. Esto es vital porque le da una visibilidad mucho mayor”, acotó.

También destacó la coincidencia con China en otro tema “muy importante para la agenda internacional como es reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Después, el tema Malvinas, en el que China nos apoya y nosotros apoyamos el reclamo de integridad territorial de una sola china, con Taiwán y Tibet”.

Aceite de soja

Sobre el asunto específico del cierre de las exportaciones de aceite de soja argentino a China, Mayoral aseguró que “China ha dejado de otorgar permisos de embarque de aceite de soja, no de soja en sí. La compra de poroto soja sigue siendo cada vez mayor, probablemente lleguemos a los 12 millones de toneladas este año cuando antes siempre llegamos a los 10 millones”.

Explicó que con el tema del aceite, China lo que busca es dar trabajo a sus habitantes y “una manera de hacerlo es tener productos manufacturados en vez de importarlos. Al poroto hay que hacerlo aceite. Es un tema determinante para el futuro, China va a tratar de tener la mayor refinación y mayor valor agregado”.

Informó Mayoral que China compra también otros aceites que exportan “los países de aquí de Asia, como es el aceite de colza o de palma que de alguna manera reemplaza al de soja, que además está caro. Lo que no va a dejar de hacer China es dejar de comprar aceite. Ha parado embarques pero va a comprar aceites. El año pasado el 71% del aceite que compró China fue producido en la Argentina y no se puede pasar de eso a comprarnos el 20 o 30%, los embarques van a volver”, expresó confiado.

Manifestó el diplomático que el camino es seguir negociando, adoptar cambios para lograr una que en lo inmediato haya nuevos embarques de aceite hacia China. Expresó que la mayoría de ellos van de Argentina, “algunos de Brasil y unos muy pocos de Estados Unidos”.

Por tanto, aseguró Mayoral, “es falso decir que Estados Unidos y Brasil pueden reemplazar a la Argentina en la proporción de la venta de aceite de soja a China”.

Puntualizó Mayoral que el intercambio comercial con China en 2008 fue de 7.500 millones de dólares, por ambos lado (exportaciones e importaciones).

“El problema es que nosotros le vendemos productos que no son elaborados, no tienen valor agregado. Uno de los temas que estamos discutiendo es tratar de diversificar. Por eso lo del aceite es importante, porque es un producto que tiene una cierta manufactura. Es muy difícil venderle a China productos manufacturados porque, por precio es muy difícil llegar y por calidad, estamos compitiendo con las mejores del mundo", sostuvo.

Admitió Mayoral que el desafío para la Argentina es lograr que se diversifiquen las exportaciones a China. "Es a lo que estoy abocado. La Presidenta puso mucho énfasis en eso pero no se logra de hoy a mañana. Hay que ir y venir siempre y se logra con relaciones personales. Además, es muy difícil la negociación con los chinos”, precisó. 

No hay comentarios: